DOMINGO 17 DE ENERO

DOMINGO 2° DEL TIEMPO ORDINARIO

 

PRIMERA LECTURA

 

 

Como la esposa es la alegría de su esposo,

así serás tú la alegría de Dios

 

Lectura del libro de Isaías

62, 1-5

 

Por amor a Sión no me callaré,

por amor a Jerusalén no descansaré,

hasta que irrumpa su justicia como una luz radiante

y su salvación, como una antorcha encendida.

Las naciones contemplarán su justicia

y todos los reyes verán tu gloria;

y tú serás llamada con un nombre nuevo,

puesto por boca del Señor.

Serás una espléndida corona en la mano del Señor,

una diadema real en las palmas de tu Dios.

No te dirán más «¡Abandonada!»

ni dirán más a tu tierra «¡Desvastada!»

sino que te llamarán «Mi deleite», y a tu tierra «Desposada».

Porque el Señor pone en ti su deleite

y tu tierra tendrá un esposo.

Como un joven se casa con una virgen,

así te desposará el que te reconstruye;

y como la esposa es la alegría de su esposo,

así serás tú la alegría de tu Dios.

 

Palabra de Dios.